No no olvidamos de ti, Gonzalo

Ni siquiera el día a día, el correr para tener los preparativos de cada Campaña en la que nos embarcamos, el abrir la sede, el atender a voluntarios y entidades, todo ello dentro de nuestras obligaciones familiares, laborales, etc., nos hará olvidar que tenemos que seguir ayudando a tus padres y abuelos a conseguir su meta.

Por eso seguiremos recogiendo tapones todos los días del año, sin cesar en el empeño hasta ver tu mejoría. ¡Animo, Gonzalo!

unnamed (4)